Claves para teletrabajadores nóveles

No hay comentarios todavía

La vida es cambio, ¿cuántas veces lo hemos dicho o escuchado? Aun así cuando un tsunami azota nuestras vidas, como ahora con la pandemia del covid 19, nos cuesta adaptarnos. Y sin embargo, es la única y mejor opción. Adaptación desde una actitud positiva es la clave.

En apenas unos días muchos habéis pasado de una cultura presencial a la virtualidad, es decir, a teletrabajar. A pesar de las dificultades, somos muy afortunados los que podemos continuar con nuestra actividad desde nuestros hogares. Para vosotros, teletrabajadores nóveles he preparado estas pautas que espero os resulten útiles.

La familia, lo primero

Se trata de ser productivos y no reactivos. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que antes de empezar con tu jornada de teletrabajo, organices la jornada con tu familia. Organizar un horario en el que todos tengan cosas que hacer, es importante. Puedes incluir tareas domésticas, juegos, descansos, lectura, etc. Si tienes peques, haz coincidir tus descansos con el  tiempo compartido porque estarán deseando estar contigo. Y ya tendrás tiempo para ti cuando ellos se vayan a dormir. Es importante mantener horarios habituales. También recomiendo madrugar antes que los demás, si necesitas mayor concentración. Esas horas matinales son superprovechosas para avanzar temas en los que necesitas dar lo mejor de ti.

Concentración, ¡¡¡cómo!!!

Si tenemos en cuenta cómo aprende el cerebro y sus necesidades para mantener la atención, hay una premisa muy importante: menos es más. Esto tiene que ver con evitar la multitarea y centrarse en una cosa cada vez. Esto es bien difícil porque el peor distractor es nuestro propio aburrimiento y la curiosidad… Puedes comprobar cuántas ventanas mantienes abiertas al mismo tiempo en tu ordenador, mientras realizas una misma tarea. De media, solemos cambiar de ventana o programa unas treinta y seis veces por hora, y en días de trabajo podemos visitar hasta 40 páginas webs distintas, pero nuestra densidad atencional es limitada.

La ciencia nos demuestra que no podemos abarcar más de cuatro conceptos a la vez cuando uno de ellos es nuevo. Y si hablamos de tareas, funcionamos solo con dos al mismo tiempo, el córtex prefrontal divide literalmente su atención en estas dos tareas y cuando entra una tercera no hay espacio atencional suficiente y solemos errar y estar más estresados. Los estudios sugieren que quienes realizan multitareas son menos eficaces filtrando y reteniendo información importante, recopilan datos ajenos a la tarea relacionada con la información, presentan más dificultades al extraer información de la memoria tanto a largo como a corto plazo y son más lentos a la hora de pasar de una tarea a otra. La multitarea aumenta el rendimiento en los ordenadores pero no ocurre lo mismo en los humanos. Otro criterio sería la gestión de la energía. Es importante realizar descansos cada hora o máximo cada 90 minutos.

Márcate un horario

Hay estudios que hablan de la ventaja de madrugar y empezar lo antes posible a trabajar. Sin embargo, hay personas que se concentran más por las noches y esto es respetable. Sin embargo, puede ser el inicio de un círculo vicioso muy negativo para la familia o personas que conviven contigo. Por eso, yo recomiendo empezar pronto a trabajar y después dedicar tiempo a entretenerse juntos… es decir, no ir a destiempo del resto de personas con las que convives.

No seas esclavo del mail

Soy muy radical… y te aconsejo cerrarlo y abrirlo según como lo hayas establecido. Si hay urgencias, te contactarán por teléfono o el sistema de mensajería que tengas con tu empresa.

Normaliza tus vínculos con compañeros y jefes

Ahora que estamos viviendo un momento complicado de aislamiento, es fundamental el contacto virtual. Esto se puede fomentar con videollamadas diarias en las que se hable además del trabajo, de lo emocional, de cómo estamos. También con algún canal en el que poder compartir otro tipo de cosas ajenas al trabajo. Nosotros en BeUp utilizamos slack y tenemos un canal específico para compartir temas de la situación actual, más allá del trabajo.

Fin de la jornada en casa

Es importante entender que tienes una jornada cuando estás teletrabajando, porque muchas veces seguimos y seguimos… También depende de tus horarios, es fundamental si trabajas en equipo, acordar juntos ese horario compartido para no ir a destiempo. Mantener el contacto es importante en estos días de aislamiento físico. Cultivar la empatía frente al confinamiento que todos viviremos las próximas semanas será vital para mantenernos emocionalmente fuertes y positivos.

Este post nace a partir de la conversación que mantuve con Montse Mateos para su reportaje 10 consejos para que trabajar confinados no nos vuelva locos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *