¿Aceleradores o frenos profesionales?

No hay comentarios todavía

En un mundo de tópicos he echado un vistazo a los supuestos aceleradores más recurrentes. La idea no fue mía, sino de Montse Mateos de Expansión, para quien elaboré esta reflexión que ahora comparto:

  1. Ser un influencer. Es pan para hoy y hambre para mañana. Aunque es importante la marca personal y venderse, aún es más importante que no vendas humo. La clave para avanzar en la carrera es la actitud e ir más allá del trabajo bien hecho. No hace falta tener muchos seguidores… con que tu jefe y las personas de otras áreas con las que te gustaría trabajar sean tus followers es suficiente 😉
  2. Conseguir un aumento de sueldo. Desde mi punto de vista, es más importante para el desarrollo de carrera conseguir oportunidades de aprendizaje y tener empowerment, es decir que cada vez confíen más en ti y te den mayor responsabilidad. En lugar de luchar por una subida salarial, es preferible luchar por que te den oportunidades y proyectos que te permitan aprender y demostrar de lo que eres capaz.
  3. Ascender. La carrera profesional no es solo ascendente, nos han vendido esa idea pero cada vez más las carreras son no lineales. Esto quiere decir que también se puede crecer hacia los lados (en otras áreas). De hecho, la mejor manera de crecer es tocar todas las áreas de una organización para tener una visión más global y mayor empleabilidad.
  4. Tener un buen jefe. Tener un jefe que crea más en ti que tú mismo, puede ayudarte muchísimo en tu carrera profesional. Un jefe que te permita desarrollarte y ser tú mismo pero sobre todo un jefe que no se crea imprescindible… porque si no, no verá el valor de su equipo.
  5. Trabajar en equipo. Depende del tipo de trabajo, en algunas ocasiones hay proyectos en los que estás tú solo. Aunque trabajar en equipo puede ayudarte a desarrollar relaciones de calidad con compañeros y enriquecer por tanto tu carrera profesional.
  6. Autonomía. Tener autonomía para diseñar tu propio plan de carrera es lo que todos soñamos, sin embargo no suele ser algo unilateral. Por otra parte, conseguir autonomía a la hora de trabajar, puede ayudarte a crecer más rápido y aprender mucho más.
  7. Teletrabajar. Hace unos años, podía influir negativamente en tu carrera profesional, sin embargo hoy en día, en la mayoría de las empresas, el teletrabajo está bien visto. Hemos superado esa fase de control y presencialismo que no nos lleva más que a tener empleados descontentos. Por lo que hoy en día no es un problema teletrabajar algunos días.
  8. Ser un gran comunicador. Creo que el resultado de tu trabajo habla más alto que lo que dices… No obstante, las habilidades de comunicación siempre van a contribuir a tu favor a la hora de hablar sobre tu trabajo y tus objetivos.
  9. Ser jefe. Depende, si es algo con lo que disfrutas y que te hace dar lo mejor de ti mismo, no será un freno para tu carrera. Lo contrario te puede hacer descarrilar.
  10. Hacer una carrera internacional. En función de la empresa, este punto puede llegar a ser clave. Y cada vez más se valoran las experiencias internacionales.
  11. Maternidad/Paternidad. A día de hoy, puede resultar en algunos ámbitos un freno. Aunque sabemos que la maternidad y la paternidad son grandes escuelas y es un entrenamiento maravilloso para el futuros profesional de cualquier persona.

Pero dime, ¿para ti, cuáles son aceleradores y cuáles frenos? Mil gracias!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *