#Neurotonterías versus #Neurociencia

2 comentarios hasta ahora

Feliz de compartir las neurotonterías más famosas del momento. He disfrutado muchísimo con esta serie que trata de poner luz en el apasionante ámbito del estudio de nuestro cerebro. Los avances en los últimos cien años gracias a nuestro gran sabio Don Santiago Ramón y Cajal son inmensos y la estela por él dejada imparable. Confío en que en los próximos años conozcamos aún más y mejor las maravillas de nuestros cerebros y de la mente, con lo que supondrá para la evolución del ser humano.

Neurotontería: Solo usamos el 10% de nuestro cerebro.

Neurociencia: Tu cerebro usa el 100% de su capacidad, si no… tendrías un grave problema. Aunque es cierto que tenemos un potencial casi infinito que no aprovechamos al 100%.

………………………………………………………………………………………..

Neurotontería: El hemisferio derecho se encarga de lo creativo y el izquierdo de la lógica.

Neurociencia: Este es un tema muy controvertido, la realidad es que no hay una diferenciación a nivel funcional, tan radical como se suele plantear… de alguna manera, ambos hemisferios realizan funciones creativas y lógicas.

………………………………………………………………………………………..

Neurotontería: Todo lo que empieza por “NEURO” es científico.

Neurociencia: La realidad es que lo “NEURO” está de moda y hay multitud de productos y servicios que aspiran a lo científico, pero la realidad es que no siempre hay estudios científicos detrás. Así que no te dejes asombrar por la palabrería y busca las referencias que hay detrás.

………………………………………………………………………………………..

Neurotontería: El cerebro masculino es más racional que el femenino.

Neurociencia: Existen diferencias anatómicas entre los cerebros femeninos y masculinos, pero nada tienen que ver con ser más racionales… Ambos podemos ser racionales 😉

………………………………………………………………………………………..

Neurotontería: El cerebro femenino es más emocional que el masculino.

Neurociencia: Existen diferencias anatómicas entre los cerebros femeninos y masculinos, pero nada tienen que ver con ser más emocionales… Ambos podemos ser emocionales 😉 aunque sí es cierto que cuando hablamos de estados emocionales, las hormonas afectan de manera diferente a hombres y mujeres.

………………………………………………………………………………………..

Neurotontería: El cerebro descansa cuando dormimos.

Neurociencia: Todo lo contrario, el cerebro se pone a trabajar durante el sueño. Por la noche, procesamos toda la información recibida a lo largo del día, por ello nuestro cerebro está a tope y superconcentrado en esa tarea. Cada vez que cerramos los ojos, nuestro cerebro se activa.

………………………………………………………………………………………..

Neurotontería: Yo elijo fácilmente a qué prestar atención.

Neurociencia: Multitud de condicionantes hacen que resulte francamente difícil y a veces imposible, elegir en qué quieres focalizarte. Sabemos por ejemplo que la atención depende de lo cerca que estés del estímulo sensorial por lo que sentarse en la parte de atrás es perjudicial para la atención.

………………………………………………………………………………………..

Neurotontería: Si me paro o estoy sentado, me concentraré mejor.

Neurociencia: El movimiento estimula la producción de BNDF (Factor Neurotrófico Derivado del Cerebro) que contribuye a la neurogénesis y también al aprendizaje. ¡Levántante y anda!

………………………………………………………………………………………..

Neurotontería: Ya recuperaré el sueño otro día.

Neurociencia: El sueño no se recupera, juega un papel fundamental para nuestro cerebro cada día. Cada noche cuenta para poner a punto tu cerebro para el día siguiente.

………………………………………………………………………………………..

Neurotontería: Aburrirse es poco productivo.

Neurociencia: El aburrimiento es la semilla de la creatividad. Necesitamos momentos que no estén llenos de obligaciones, ocio, cosas que hacer… Cuando nos aburrimos, nuestro cerebro se busca la vida para generar conexiones remotas, conectar puntos, descubrir ideas. Es cuando tenemos picos de creatividad, momentos ajá o eureka. Producimos ondas Gamma, difíciles de conseguir de manera voluntaria. La ciencia ha demostrado que una de las mejores maneras de provocarlas es con el aburrimiento 😉

………………………………………………………………………………………..

Neurotontería: Desaprender para aprender.

Neurociencia: Está muy de moda la idea de que para aprender cosas nuevas, en ocasiones debemos desaprender lo antiguo. Sobre todo cuando se habla de creencias o de hábitos… conocimiento muy arraigado. No podemos desaprender, nuestro cerebro no destruye el aprendizaje. La clave es construir sobre lo que ya sabemos, transformarlo. Los hábitos no se pierden, se suplantan. Así que necesitamos aprender cosas más útiles, aplicables y con sentido que puedan suplantar a lo antiguo. Pero lo antiguo sigue ahí, no se desaprende, simplemente entra en desuso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 comentarios en “#Neurotonterías versus #Neurociencia”