Revolución 4.0, ¡vívela!

No hay comentarios todavía

¿Qué tal si comenzamos 2019 espantando fantasmas? Uno de los que más nos atemoriza es el miedo a perder el empleo a las puertas de la revolución 4.0. Sin embargo, estoy convencida de que el problema de fondo no será el desempleo, sino la falta de especialización o de profesionales cualificados (lo vinculo especialmente a la pirámide de población). En cambio, surgirán nuevas profesiones que todavía hoy ni podemos imaginar, y no habrá personas suficientemente preparadas para desarrollarlas.

Pero ¿cómo aprovechamos esta oportunidad en estos tiempos de cambios locos? Sí o sí, tenemos que grabar en nuestro ADN apertura y capacidad de aprendizaje para reinventarnos. Además, ante la amenaza de los robots, necesitamos poner en valor nuestra humanidad más que nunca. También es importante no descolgarse, me refiero a estar al tanto de lo que sucede en el mundo, estar al día… No significa entender con profundidad todo lo que sucede porque a veces no es posible, pero sí estar al corriente de tendencias y nuevas formas de trabajo.

Aquí van cinco habilidades clave que propongo para disfrutar la revolución 4.0

Agilidad de aprendizaje: para ser capaz de ir más allá de la adaptación al cambio y formar parte de él, aprendiendo cosas nuevas a lo largo de toda la trayectoria vital.

Productividad: el tiempo cada vez es más valioso, los recursos cada vez son menores y la exigencia mayor; por eso hay que aprender a trabajar de una manera radicalmente eficiente.

Foco: ante un mundo cada vez más “multi”, necesitamos saber gestionar nuestra atención y aprender a centrarnos en lo que de verdad importa en cada momento.

Coherencia: practicar lo que predicamos; la transparencia es uno de los valores que han aportado las redes sociales y de los más valorados, por lo que cuidarla nos ayudará a ser verdaderamente creíbles para los demás y para nosotros mismos. Además, podremos dormir más tranquilos y seguro que con más paz.

Sentido del humor: una de las habilidades más importantes, necesitamos reírnos de nosotros mismos ante nuestro analfabetismo digital, nuestras dificultades y sesgos inconscientes; de otra forma, todo lo que estamos viviendo puede ser muy duro.

Con apertura y una actitud de aprendizaje continuo, podremos ver que este posible fantasma realmente es una oportunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *